El neuromarketing: técnicas para vender un libro
neuromarketing

En el artículo de hoy vamos a hablar de un aspecto muy utilizado en el mundo de la publicidad, pero que se aplica poco en el marketing orientado a escritores. Nos estamos refiriendo a las técnicas de neuromarketing. 

Y es que, cuando escribimos un libro, lo hacemos con toda nuestra ilusión, dedicamos todo nuestro esfuerzo y trabajo pero ¿cuál es nuestro objetivo?. Desde nuestro punto de vista, el principal objetivo es que lo lea el mayor número de personas posible. Bien, pues en esta tarea es donde entra el juego el neuromarketing.

¿Qué es el neuromarketing?

Lo que persigue esta disciplina es averiguar lo que pasa por nuestra cabeza cuando la exponemos a las distintas técnicas publicitarias, o mejor dicho: al marketing.

En nuestro día a día recibimos un bombardeo incesante de anuncios de todo tipo, y ya no basta con tener un producto excelente a un precio magnífico. Por mucho que pensemos que las decisión de comprar un producto u otro es totalmente racional, esto es falso. 

La mayoría de las decisiones que tomamos a lo largo de una jornada se realizan de forma inconsciente, y a la hora de decidirnos a comprar un libro esto no es diferente. 

El neuromarketing intenta averiguar cuales son las reacciones que se producen en nuestro cerebro cuando tomamos la decisión de adquirir un artículo y no otro. Y no solo en nuestro cerebro, también reacciones físicas como el aumento de nuestro ritmo cardiaco o un exceso de sudor. 

Y en un libro, esto no es diferente. Al final, un libro no es más que otro producto de consumo. Es por este motivo que, conocer y saber manejar las diferentes técnicas de neuromarketing puede facilitarnos la tarea de vender nuestro nuevo manuscrito a muchas más personas.

¿Quieres descubrir cuáles son las principales técnicas de neuromarketing? Sigue leyendo.

7 técnicas de neuromarketing

Crea imágenes

Si, como lo oyes. Aunque estemos hablando de vender un libro, debes incluir imágenes en tu página web para facilitar la compra de tu libro. Las imágenes consiguen que el usuario retenga mucho mejor la información. 

Es importante que este material gráfico emocione y describa de qué trata el libro lo más rápidamente posible.

Cuida todos los detalles del diseño

Los humanos reaccionamos mejor a las formas ovaladas, curvas y circulares que a las rectas y cuadradas. Cuida el diseño de la página de venta de tu libro y no recargues mucho el área de compra.

Cuenta una historia que enamore

Tienes que cautivar a tu próximo lector. Atrae a tus compradores con una historia cercana, que impacte y enamore. Debes conseguir que se desencadene el flechazo. Un usuario de internet no suele pasar mucho tiempo en una web a no ser que le atrapes con tu historia.

Utiliza los gatillos mentales

– Los números están a tu favor

Cuenta a tus posibles compradores la cantidad de gente que visita tu web, te sigue en las RRSS o mejor aún, que ya han leído tu libro y les ha gustado. Muchas veces no nos paramos a pensar y seguimos a la mayoría.

Por cierto, ¿todavía no tienes tu blog de escritor? Lee el siguiente artículo:

Montar un blog de escritor

meloescribes.com

– Utiliza el concepto de exclusividad. 

A todo el mundo le gusta formar parte de algo exclusivo. Quizás puedas generar esa sensación en la venta de tu manuscrito.

– Escasez y urgencia

Ediciones limitadas y Black Friday. Dos claros ejemplos que explican por sí mismos como utilizar el concepto de escasez y urgencia. Puede ser complejo, pero has de intentarlo a la hora de promocionar tu libro.

Testimonios y reseñas de otros lectores

Siempre que vamos a comprar algo pedimos opinión a nuestros amigos, familia, pareja. De esta forma nos reafirmamos en nuestra decisión y vemos si es una buena inversión. Con un libro pasa igual: “el último de Dolores Redondo está genial, te lo recomiendo”.

Por eso es tan importante que destaques los testimonios de personas que ya han leído tu libro. Animarás a tu próximo lector para que lo compre. Creas seguridad en la compra que va a realizar.

No ofrezcas opciones

A la hora de la venta, no lies al comprador. No ofrezcas muchas opciones. O mejor aún, tratándose de un libro, ofrece solo una, que lo compre sin más. Nada de tres packs con el libro y tres regalos distintos. 

Siempre nos han dicho que hay que tener variedad de elección, pero no estamos en un supermercado. Lo que estamos vendiendo es tu libro, así que no hagas pensar al comprador que pack es mejor, igual si lo piensa mucho acaba por no comprar.

Reduce el miedo al pago

Realizar el pago crea ansiedad. Está totalmente demostrado. Es por ello que debes ayudar al comprador. Pide solo los datos imprescindibles, no le hagas ir de pantalla en pantalla, sustituye la palabra “comprar” por “leelo en tu casa”, “añadir al carrito”, “llévatelo”.

Hazlo sencillo. Que no pueda volver atrás una vez iniciado el proceso de compra.

A lo largo del artículo hemos visto las principales técnicas de neuromarketing que podemos aplicar a la hora de vender un libro. Sin embargo, no todas son sencillas de llevar a cabo, sobre todo cuando estamos empezando en este mundo.

Nuestra recomendación es que no te agobies, hay técnicas que están al alcance de cualquiera como por ejemplo facilitar el pago, no dar muchas opciones o incluir las reseñas y opiniones de tus primeros lectores. Más adelante tendrás tiempo de implementar las técnicas más complejas.

Un saludo. meloescribes.com